EXTRAVAGANCIA MINIMALISTA
domingo, julio 25, 2004
  TARDES TESTICULARES DE LA MANO DEL MONAGUILLO ASESINO. Escrito por Poly Ximénez, y sus 16 demonios ("con K")..
Este cuentecillo (bastante pedorreico) va dedicado a Javier, que me escribiò un comentario perseverante.... gracias totales.

 
Sábado. Una tarde de sábado. Fría. Especial para quedarse adentro mirando alguna pelotudez en la tele. Fué
entonces cuando a uno de mis dos perros le vinieron ganas de mear, se ve. Entonces me levanté del sillón donde estaba sentado, y le abrí la puerta para que el pichicho, Nerón, el perro meón, saliera a hacer sus necesidades. Sin querer y sin notarlo, salió tambien la otra, la mas chiquita, Lola, que al ser del tamaño de un gato pequeño, no la ví salir. De haberla visto, la entraba, por que sino, se va a la mierda. La cuestión es que no la ví irse, y se puso a jugar en el jardín con el otro perro grandote y meón.
Ya plantado otra vez en mi sillón, mirando la hermosa programación nacional (....), fué que sentí el ladrido de los dos perros juntos, y entonces me dí cuenta que la pequeña perra (de mierda), estaba afuera. Y salí a investigar el motivo de los molestos ladridos, obviamente, de mala gana, ya que estaba muy entretenido, y de vago, sentado en mi sillón...
Al salir, veo que mis dos canes guardianes, le ladraban a dos personas, fué ahí que le grité al grande, y a la pequeña, que estaba a media distancia de la puerta, la tomé en brazos, y la puse dentro de casa.
Las dos personas que estaban frente a mis escaleras de entrada a casa, estaban inmóviles sin emitir palabra alguna hacia mi persona. Fué por eso que me quedé parado, para ver a quien buscaban para indicarle la dirección correcta, como suele pasar siempre por mi casa.
La vieja chiquita miraba el suelo con sus ojos azules, en cambio, el gordo grandote, miraba hacia mi dirección, y hacia otros lados, con una cosa muy melancólica, que se denotaba tras la bufanda que traía, ya que el frío cortaba los labios.
Al ver que no esgrimían palabra alguna contra mí, me volví hacia la puerta, y fué entonces que sentí el santo llamado.
-Tienes un momento?- me dijo el homrecillo de 2m. de altura.
-Y.... tengo un breve minuto- le contesté molesto al saber de qué se trataba.
- Está bien. Seré breve. Mi nombre es Horacio, y mi compañera y yo somos de la zona, y salimos por el barrio a conversar con los vecinos, y tratar la palabra del Señor- fué lo que me replicó este gordote.
Yo realmente no quería que me hablara de ningún señor, ya que mi vida me toma tiempo completo y no me queda un segundo para pensar en alguien que no sea yo. Por eso me embola atender a los famosos y molestos "Testículos de Jehová". Jehová es un hombre con muchos testículos se ve. En fín, sigo con mi vivencia....
Bueno, su presentación en vivo siguió con comentarios tales como: "¿Por que la gente tiene que recurrir a vivir enrejado o con alarmas? esas son las constantes preguntas a la que tratamos de encontrarle una respuesta", y similares. La cuestón es que poco me importa cómo viven los demás. Por eso opté por dar mi efímero pero real comentario: -A Ud. que le interesa la vida de los demás... ¿Por qué no van a aquella casa que está allí, que vive un señor manco, al cual le interesa como viven los demás mirando el contenido de las bolsas de supermercado? Vaya, seguro que se van a poner de acuerdo.
El señor Horacio, o hizo oídos sordos a mi declaración, o realmente no me escucho dado que él no paró de hablar.... todos mis comentarios y pensamientos se dieron mientras este individuo no paraba de hablar. Es por eso que intuyo que, estos religiosos, tienen un método de verborragia que bloquea la mente de los normales habitantes de la comuna a la cual molestan. Pero bueno, eso no viene al caso.
Dicho sea de paso, Horacito habló tanto que la viejecita de su compañera, pasó en silencio toda la charla, que demoró cinco minutos pero se me hicieron eternos, escondida tras su sobretodo gris y una gruesa bufanda.... cuando veo sus abrigos, me acuerdo de que hacía florrrrr de fresquete, y yo traía puesta una remera y mi saquito de entrecasa, con algunos agujeros y remendachos.
Lo peor de todo, fué cuando me mostró la biblia, y comenzó a leerla, sin la intención de parar, y señalandome por donde iba, para que yo tambien siguiera la pedorra lectura.
"Esto ya lo hice en 5°", pensé. La cuestión es que una vez que paró por fín, me pregunto si pertenecía a alguna religión, pregunta para la cual utilicé la siguiente respuesta: - Soy católico pasivo. No voy a la iglesia por que me paspa las bolas, y la biblia la agarro en verano para hacer aire con sus páginas.
A la vieja le cambiaron los colores pasando por todo el arcoiris, hasta llegar a la paleta de un famoso pintor cubista. El gordito Horacio (llámese "gordito" a una persona de 200 kg. aproximado de peso...), hizo uso de su técnica de "me chupa un huevo", que en su religión no sé como se llamará, pero para mi es "me chupa un huevo", y me dijo: - Tenés las santas escrituras aquí en tu casa?
- Y si... que le vamo´ a hacer... le respondí. -Entonces ve a buscarlas que te voy a buscar un versículo para que reflexiones- me contestó. Yo, casi destruído por las técnicas empleadas por este individuo, no iba a sucumbir ante sus telarañas engañosas dignas de "Pare de Sufrir", por lo que traté de quitar ese bloqueo que me había hecho en mi cerebro, para idear algo que me salvara de la eterna perdición de la parábola de la charla eterna. Así fué que craneé un suculento plan, y corrí a buscar la biblia, inservible, e insípida, en mi casa.
Creo que me hizo mal. No sé que me paso. La cuestión es que al llegar afuera con la bibliecilla de 30 kg. de peso, me re chupé, y comencé a pegarle dura y salvajemente en la cabeza con dicho instrumento literario a la viejecilla, Horacio, por su parte, al ver la sangre salir de la cabeza de su compañera, y oír sus gritos de dolor y desesperación, atinó a arrodillarse y rezar, facilitándome el proceso de tener que saltar para golpearlo, dada la altura de él y mi enanez. Por lo tanto le destrozé el cráneo, y así libré a la sociedad de dos religiosos rompehuevos. ¿No estaré poseído no? Amén.

 
Comentarios:
estimadísimo:
que no te afecte la falta de commentarios, que lo que está apareciendo acá es muy bueno.
será cuestión de rever la estrategia publicitaria del blog, mas no su contenido.

si un blog deja caer un post buenísimo en la mitad del bosque y no hay nadie para commentarlo, ¿hace ruido?

espero quela respuesta a esta interrogante te permita dormir tranquilo.

Nacho Alcuri

p.d.: siéntase libre de recordar su dirección en mi página cada tanto, master.
 
gracias nachito, su aporte es invalorable... a medida que pasa el tiempo, la "Comunidad del Mongòlico Nicolás y la Orden del Santo Bizcocho", crece, y de igual manera, la ignorancia de los que entran y no saben como dejar su comentario.
Así que agradezco a todos y levanto la bandera blogera como unión de la comunidad...(????) bueno, suena demasiado tira fruta, mejor la dejo por aca.... de la misma manera ud. puede publicitar gratuitamente (por ahora) su blog en mis lineas de verborragia mental.
Saludos a Ud. y a la familia Astroboy-Supersónicos
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo



<< Página Principal
Lugar sufrido si los hay. Con mas operaciones que la propia Susana Giménez (que también lee este blog), este sitio ha cambiado de nombre y de template, como su dueño cambia de calzoncillo (casi a diario). Hoy, se dedica a hurgar en la mierda personal, y en la ajena, como para no perder la costumbre... y el hedor.

Mi foto
Nombre: Nikolai
Ubicación: Buzarda, Peluda

número de tarjeta de credito?

Archivos
junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / febrero 2008 / abril 2008 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]