EXTRAVAGANCIA MINIMALISTA
miércoles, abril 19, 2006
  Tarea por encargue Nº 3.233: Convencer al nene.
Como abrí la boca con esto del dealer, me ha llegado un e-mail de un padre preocupado. Dice asi:
"Estimado Nicolás, estoy desesperado, y debo recurrir a tu soberana pelotudez, por que no me queda mas remedio. Necesito que me ayudes, mi hijo es un junkie sin retorno. Se vive drogando, pasa todo el día loco loco loco, y yo ya no se que hacer. Anoche llego a casa, y entro a su cuarto, para ver que estaba haciendo. Justo lo pesqué saliendo por la ventana, con el televisor 29 pulgadas del estar...." ...."lo que necesito es que lo convenzas de que las drogas no son para el, que puede terminar mal. El siempre lee tu blog, que a mi me parece una mierda, perdoname, pero me es imposible no ser sincero contigo, por que mas allá de la cara de re pelotudo que tenés, yo se que en el fondo, muy en el fondo, sos un buen pibe, y me vas a ayudar.
Un saludo,
Roberto"

A pesar de lo que este señor declara en el mail, yo lo voy a ayudar, por que no me cuesta nada. Ya de paso, saco a otra gente que lee el blog del mundo odioso de la pasta base y demás drogas destructivas :P COMO??? De la siguiente manera:


NADIE QUIERE SER IGUAL A PIPO CIPOLATTI. SI SEGUIS ASI, VAS A TERMINAR IGUAL QUE EL (y tu mujer se va a suicidar y te va a dejar con dos niños con problemas mentales, por la cantidad de drogas que su madre consumió durante sus respectivos embarazos)

Salva tus neuronas! No termines igual que el!

careta productions s.a.

 
sábado, abril 15, 2006
  A Deal it's a deal(er)
Quería hacer un post con ideas prácticas para que se hicieran ricos, pero escribiendo el post, me dí cuenta que era primordial describir la fauna autóctona de este lugar llamado Montevideo.
Quienes habitan en la periferia, sabrán que allí se encuentran seres de lo mas bizarros, o tristemente célebres.
El caso que nos ocupa hoy, es "El Rúben". Dealer de marihuana, y adicto a la pasta base.

Rúben, o "el latero" como lo conocemos en mi grupo de amigos, es uno de los tantos dealers que hay en Nuevo París. La verdad es el unico que yo conozco.
Su actitud es demasiado plancha. En verano -epoca en la cual lo ví- estaba siempre sin remera, con su pelo enmarañado, una figura escuálida (mas que la mía), y un pucho en la boca. Asi siempre. Las pocas veces que lo ví, siempre estaba igual.

Habla muy bajito. Es dificil entenderle. Probablemente sea a causa del consumo de pasta base, lo que evidentemente le arruinó la vida, mas de lo que ya de per se estaba.
Mi amigo Sebastián, es cliente de Rúben y sus hermanos. Es un negocio familiar. "A veces vas, y te atiende hasta la madre", me dijo Andrés, otro amigo que va a comprar hierbas en el mismo sitio.
La casa de Rúben. se conoce como "lo de el chabón", quien es el mas popular de los cuatro hermanos. Los cabecillas, segun tengo entendido, son la madre y su hijo mayor, conocido por todos como "El pájaro" un gordo con tatuajes carcelarios en la panza. Luego viene el popular plancha antes mencionado, y otro mas que "cuando entrás al ranchito se está revolcando en la cama con la novia" (sabias palabras de Seba). En la escala de jerarquía, Rúbencito queda por debajo del todo.
Nadie me supo decír cuando y por qué comenzó a fumar lata. Lo que si sabemos es que si te atiende el, muchas veces te dice "hoy está a quince", refiriéndose al precio de las fracciones que venden, cuyo valor real es de diez pesos. Todos le pelean, pero por las buenas o por las malas te cobra siempre quince. Será latero, pero es un hábil negociante.
Cierta vez, me tocó ver el negocio entre Andrés y Rúben. Andrés quería comprar 7 "palancas". Llevaba encima setenta pesos, lo que cualquiera de los punteros le hubieran cobrado.
Entonces llegamos a la puerta de la casa.
Ruben: Qué pasó? (hablaba bajito)
Andrés: Quiero siete, viejo.
R: Andá pa´la esquina, que los milico' andan zarpa'o.
A: Ta, dale.

Mientras caminabamos, mi amigo me decía "este negro puto me va a cagar, vas a ver". Yo no comprendía mucho.
Sentimos un silbido y un "eeehh!" a continuación. Era el latero, que nos llamaba.
R: Cuánta' quería, bo?
A: Siete
R: Mirá que hoy 'ta a quince
A: Me estás matando, negro!
R: Y bueno... por setenta te doy cinco
A: Preciso siete, no me jodas
R: Seis, que es lo mismo, no te sirve?
A: Bueno, está bien, pero me estás cagando!
R: Yo tengo que saca' pa' mi a veces, sacá' ?

Quedaba claro que era un hábil negociante. Caminamos hasta la casa -estabamos a mitad de cuadra- y le pidió a Andrés, que le diera la plata.
-Te la doy cuando estemos ahi- le contestó.
Le dijo esto por que cierta vez un amigo de Andrés, que yo no conozco, le pidió dos palancas. Rúben le dijo que no tenía, que iba a buscar. Este muchacho se quedó esperándolo en la puerta de la casa. Cuando volvió, Rúben se había fumado los veinte pesos en pasta base. Este loco lo corrió con un cuchillo, y lo agarró la policía. Dijo que le había robado, y que lo tenía quemado. Los oficiales vieron que era un pibe prolijo, o que realmente estaba tenía razon, le sacaron el cuchillo, y lo dejaron ir.

Una vez en la puerta de la casa, y arreglado el negocio de "seis palancas por setenta pesos", Andrés le da el dinero, y Rúbecito entra al ranchito de adelante. Sale uno de sus hermanos, le entrega todo el dinero. Le da SIETE palancas, y le dice "Dale, negro, dáselas de una vez!" No sabiendo que hacer, para quedarse con lo que supuestamente le tocaba, tira una al suelo, y rapidamente la recoge, y la esconde. Pone en la mano de mi amigo no seis, sino CINCO. El negocio había salido como el había querido.
No nos dimos cuenta, hasta que pasaron dos cuadras, cuando sacó la mercancía para verificar que todo estuviera bien.
"Me cagó negro hijo de puta!" Decía Andrés. Enojado pero con razón.
"¿Y a quién le vas a reclamar? Es imposible", le dije yo.

Una vez, cuando conocí a una persona, que hoy es una amiga, me dijo que tenía un novio que era cliente de ahi mismo. Me dijo que Rubén era un buen pibe, y a veces te regalaba algo, como de yapa.
"Me acuerdo cuando tenía en ranchito lleno de cosas. Me dió una lástima cuando empezó a vender todo para comprar pasta base" Me dijo esta persona.
Evidentemente, en un pasado, fué un buen pibe. Hoy es un adicto, que ojalá sea arrastrado por una ola tsunámica, y se lo lleve al fondo del mar.


Hoy día Rúben sigue vendiendo marihuana, como lo ha venido haciendo desde hace tiempo. Nadie nunca le ha dado una paliza, por que por mas razón que tenga, sus hermanos siempre lo van a defender, eso es obvio. Y siempre van a terminar a los disparos con quien se meta con ellos.
Que hagan lo que quieran. Pero por gente como Rúben suelta, el Zoológico de Villa Dolores se está perdiendo muchas atracciones, y los consumidores de drogas sociales, salen perdiendo.
En el proximo post, quizá hable sobre mi postura ante la legalización o no de las drogas. Por lo pronto, copio y pego algo que dijo Roberto Petinatto en su revista "La Mano", Nº4, julio 2004. Numero especial sobre la marihuana. Nota: "El porqué de nuestra tapa" pag. 35:

"No soy partidario de que la marihuana sea libre en nuestro país, ¡donde no hay una cultura ni siquiera para medir correctamente los ingredientes de una pastafrola!"

Cerrá y vamos.
 
Lugar sufrido si los hay. Con mas operaciones que la propia Susana Giménez (que también lee este blog), este sitio ha cambiado de nombre y de template, como su dueño cambia de calzoncillo (casi a diario). Hoy, se dedica a hurgar en la mierda personal, y en la ajena, como para no perder la costumbre... y el hedor.

Mi foto
Nombre: Nikolai
Ubicación: Buzarda, Peluda

número de tarjeta de credito?

Archivos
junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / febrero 2008 / abril 2008 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]