EXTRAVAGANCIA MINIMALISTA
miércoles, marzo 08, 2006
  Hobbie jová, cada día tengo uno ma'
Escribiendo un post ultra surrealista en el fotolog* se me ocurrió contarles a Uds. mis fieles (???) seguidores, cómo y cuántos hobbies he tenido en mi vida. Es un poco raro, yo no se si le pasa a todos, pero recuerdo cada etapa con algo de picardía.
Debe ser -quiero imaginar- la búsqueda de hacer algo que llene tu tiempo libre, o que colme tus espectativas, o que te de satisfacciones. O las tres juntas, o mas, por que no? Yo lo hacía tambien un poco por materialista, inconcientemente, claro está.
Algunos de estos hobbies sobreviven en mi hasta el día de hoy. Otros no tanto, y otros desaparecieron de mi vida, dejando como rastro algun que otro objeto.

(*Si, fotolog. Asqueroso, no es verdad?)

Creo que todo empezó cuando aprendí a leer. Amé leer desde que aprendí a hacerlo. Como en esa epoca todos los libros que habían en casa eran de "grandes", tomé lo que yo creí estaba a mi alcance. Un diccionario Larousse, que creo haber leído todo. Mi madre se aterró. Claro, un nene de cinco años leyendo de punta a punta página por página un Larousse no es nada sano, ni común. Entonces para Reyes me regalaron algo un poco mas entretenido. Una "enciclopedia" española, de la editorial "Susaeta". Se llamaba "1000 Preguntas, 1000 respuestas". Recuerdo haber contado si realmente eran mil preguntas y mil respuestas, pero estas no alcanzaban las ochocientas, creo. Después me fueron regalando otros libros, y bla bla bla bla....
Creo que fué en el año 1990 que mi padre me compró el primer album de figuritas que coleccioné seriamente. Era el del mundial de Italia. Todavía está tirado en casa. Desde ese momento tuve todos los albumes que salían. El ultimo fué el de Francia 98. El unico que no llené era el de Supercampeones, por que eran demasiadas figuritas :P
Mientras tanto, seguía leyendo. Por ahora era un alumno aplicado. Tenía (y tengo) la colección completa de "Alfred Hitchcock y los tres investigadores".
Inconcientemente, hasta este preciso instante, coleccioné toda mi vida Playmobils. El Far West lo tenía todo. Mi abuelo me llevaba a Mosca todos los sábados, y yo me compraba una caja de Playmobils. Muchos sobreviven hasta el día de hoy. Si fuera por mi, seguiría comprando. Pero valen fortuuuuunas.
Mas adelante, cuando cumplí doce años, le pedí a mis padres me regalaran un disco de música. Yo estaba medio heavy, ya a "temprana" edad. Les pedí que fuera un disco de Metallica.
Como de Metallica no había, me trajeron dos: Uno de Maná ("Dónde jugarán los niños?") y uno de Carlos Vives, que mi memoria selectiva olvidó completamente. Me puse histérico. Ahi mi viejo se fanatizó de Maná, comenzando lo que sería un tormento por años. Obviamente no dejó que devolviera ese disco. El otro lo cambié por el "Greatest southern trendkill" de Pantera. El segundo fué el "Roots" de Sepultura. Por suerte mi apestoso gusto por el género mas duro de la música murió antes de que tuviera el poder adquisitivo para comprar la cantidad de discos que compré mas adelante.
Trece años. Revista cuyo nombre no recuerdo, que tenía como personajes estelares a Asterix y Obelix. Creo que por eso la compraba, junto con la "Muy Interesante" y "Conozca mas" (yo iba a ser Químico pensaba mi infancia...). Ahi descubrí la Filatelia, o el aburrido hobbie de coleccionar sellos. A mi me encantaban. Eran como pequeños cuadritos, todos de diferentes partes del mundo. Mi padre me regaló un sello espectacular de Fujeira, que tenía encanutado en el escritorio. Todavía los tengo todos esos sellos. Pero que aburrido!!
Despues de eso, se me dió por el aeromodelismo, mi primo tenía algunos, y a mi me encantaban. Después me compré algunos. Al tiempo tenía muchos aviones alemanes. Mi favorito era un Stuka, que mi hermano se encargó de destrozar. Todavía tengo todas las maquetas. Es apasionante la aeronáutica. Después de ser quimico, se me antojó ser piloto, pero como nunca me gustaron las matematicas, desistí automaticamente. Hasta una Alpha me compré (que todavía tengo y uso ocasionalmente) por mi afición a los aviones. Tengo unas insignias que nunca le puse, por que justo las empezaron a usar los planchas, y la archivé.
En una época recuerdo que dibujaba bien y lo hacía siempre, después como que se me fué toda la manualidad en mi mano derecha. Y nunca mas dibujé aunque me encantaría saber dibujar. Ya no tengo el don. Asi como escribo con una letra horrible si no me esfuerzo.
Como me aburrí de los avioncitos, o mejor dicho, me aburrí de que saliera tan caro todo, en la casa de mi abuelo, me puse a ver entre sus cosas, y descubrí un libro de fotografía. Como el ya estaba enfermo, no me podía ayudar mucho. Después fui viendo que tenía muchísimas fotos, de hecho, en mi casa durante mi infancia, creo que me sacaban fotos todos los días, practicamente. Cuando no sacaban fotos, filmaban. A mi madre eso la enfermaba, no le gustaba, y todavía no le gusta, creo que lo odia, de hecho.
Bueh, la cosa es que yo un día agarré una cámara, y no la solté mas. Hasta el día de hoy, es algo que es mas fuerte que yo. Desde el fetiche por la camara en si, hasta el simple hecho de retratar por siempre una imágen en papel. Estudié todo lo que había en el Foto club. Después de cinco años, practicamente me hecharon con un diploma. Creo que los pudrí, me gustaba mas la fotografía a mi que a todos ellos juntos. De hecho, soy mejor fotógrafo que muchos de los que siguen dando clases ahi. Y cuando se trata de esto, mi ego llega hasta Ganímedes.
Paralelamente a esto, escribía chotadas. Me encantaba escribir cuentitos. Bueno, hasta el día de hoy, la diferencia es que nunca sé que escribir, y de hecho no creo hacerlo tan bien. Cuando estaba en segundo año de la secundaria, me pidieron hacer una redacción, tema libre. Escribí una biografía trucha, que le gustó tanto a la profesora, que al año siguiente lo usó en un curso de tercer año, para analizarlo. Me sorprendo mas ahora de boludo que en aquella época. Pienso que fué todo un honor. Dinorah Lopez Soler se llama la profesora, la volvi a tener en otro liceo tres años mas tarde.
Después me puse a leer comics, y compraba muchos. Todavía tengo todos. El primer comic que compré fué uno de Halcón y Paloma. De la serie de cuando el primer Paloma ya había muerto.
Aburrí a mis padres pidiéndoles plata para seguir las series. Ahora hace un año casi que no le doy mucha bola a los comics, por que son muy caros y no podría seguir ni una miniserie. Y de bajar comics en la computadora ni hablemos, por que leer de la maquina, ya sean libros o historietas, es como un asesinato. Soy fetichista de los formatos.
Casi a la par de esto, comencé a darle un poco mas de importancia a la música. Yo era un metalero chongo, sin gusto musical alguno mas que por este género que hoy me resulta aberrante. Y cometí el error mas hermoso de mi vida: con el primer sueldo me compré dos discos. "Pablo Honey" de Radiohead y "The dark side of the moon" de Pink Floyd. Desde ese día no puedo parar. CD's, Vinilos especialmente, desarrollé un vicio fetichista por los formatos musicales. Me costó muchos dólares, pero gracias a esta adicción, hoy tengo una discoteca bastante surtida, que abarca casi todos los géneros y que crece día a día, (aunque hoy sea mas MP3 que otra cosa), de la cual estoy mas que orgulloso. Tengo discos numerados, rarezas... no soy un gran coleccionista, pero tengo joyitas tambien :)
También tuve una batería que cuando me mudé con mi madre, se opuso de que la trajera conmigo. "O vos o la batería" me dijo. Y la tuve que vender, perdiéndose así la música de un gran baterista como lo fuí. En un año hice destrozos en fiestas de ex alumnos con una banda de garage punk... en realidad fueron como tres, todas malas, horribles... pero que bellos momentos...

En estos días que corren se me está dando por coleccionar pelotitas de ping pong. Tengo muchas, demasiadas. Soy un As del tenis de mesa, pero no tengo mesa, aunque esté lleno de pelotitas...
Mi Dior!!! terminaré coleccionando pelos y pelusas, poniendolas en ziplocs fechadas y numeradas????
Lo mío ya es un desajuste mental.

De todas maneras, voy a recordar los desencuentros y decepciones que tuve con todos los hobbies que fuí teniendo en mi vida. Es lo mas hermoso que te puede pasar. De hecho, todos estos objetos que todavia tengo hoy, los van a heredar mis sobrinos, por que hijos no creo que vaya a tener, con este panorama..........
 
Lugar sufrido si los hay. Con mas operaciones que la propia Susana Giménez (que también lee este blog), este sitio ha cambiado de nombre y de template, como su dueño cambia de calzoncillo (casi a diario). Hoy, se dedica a hurgar en la mierda personal, y en la ajena, como para no perder la costumbre... y el hedor.

Mi foto
Nombre: Nikolai
Ubicación: Buzarda, Peluda

número de tarjeta de credito?

Archivos
junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / febrero 2008 / abril 2008 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]